Biomecánica para mujeres ciclistas

Cuando hablamos de deporte, inevitablemente surge la separación categórica entre hombres y mujeres. Lo mismo pasa con la edad y el peso en algunas competiciones. Las diferencias corporales son importantes y hay que tenerlas en cuenta a la hora de elegir tanto el material como la ropa deportiva. Por ejemplo, en ciclismo es primordial adecuar la bicicleta a la morfología de la persona. Sin embargo, en ulb sports nos surge una duda acerca de la biomecánica aplicada al ciclismo. ¿Necesitan las mujeres un ajuste diferente? Hoy analizamos este interesante aspecto.

¿Qué es la biomecánica en el ciclismo?

La biomecánica aplicada al ciclismo consiste en estudiar el cuerpo humano en relación con la bicicleta, con el objetivo de favorecer su máximo rendimiento. Lo que se pretende es encontrar una posición corporal que no solo evite la aparición de dolores sino que además

consiga aprovechar de manera eficiente toda la energía puesta en cada pedalada.

Como ciclista, te interesa saber más sobre biomecánica. Adaptar tu cuerpo al deporte que practicas, te permitirá disfrutar al máximo, aprovechando además todo el potencial de tu cuerpo.

El cuerpo de la mujer

Las características generales de una bicicleta ya invitan a adquirir una postura basada en la biomecánica en ciclismo. Sin embargo, cada cuerpo es diferente. Por eso cada persona debe ajustar su bicicleta en función de sus características corporales.

Antes de entrar a definir diferentes aspectos de la biomecánica en el ciclismo para mujeres, es importante destacar algunas características de la fisionomía femenina:

  • La estatura es similar a la masculina. Sin embargo, las mujeres suelen tener las piernas más largas, el tronco más corto, una menor distancia entre los hombros y las manos y los pies más pequeños.
  • Las caderas de las mujeres son más anchas y se encuentran rotadas ligeramente hacia delante. Un aspecto que hará que el sillín sea clave en la biomecánica en ciclismo para mujeres.

Biomecánica para mujeres ciclistas

En general, las mujeres ciclistas necesitan una bicicleta más compacta que además cuente con una menor distancia entre los ejes. Elegir la talla correcta de bicicleta es primordial, pero también hay tener en cuenta otros aspectos:

  • El sillín. Hombres y mujeres se sientan de formas diferentes sobre la bicicleta. Ellos más adelante y ellas más atrás. Esto se debe a que la pelvis de las mujeres es más ancha como también lo es la distancia entre sus isquiones. Por eso suelen sentirse más cómodas en sillones más anchos y con una inclinación de 2-4 grados en dirección hacia el suelo.
  • El manillar. La tendencia de las mujeres a sentarse más atrás en el sillín conlleva también estar más lejos del manillar. Lo ideal es que el alcance del cuadro al eje del pedalier sea menor y que la inclinación de ángulo de tubo del sillín sea mayor. En cuanto a la anchura del manillar, en el caso de las mujeres se recomienda utilizar manillares de entre 36 cm y 40 cm de ancho.

Como puedes ver, aspectos como la biomecánica son claves para lograr los mejores resultados en tus salidas en bicicleta. Otro punto clave fundamental es el material deportivo. Contar con maillots y culottes de buena calidad, te ayudarán a recuperarte mejor de los entrenamientos.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta